Super User

Super User

Proin Non Nibh Sed Lectus Convallis Tincidunt Eget Nec Arcu. Suspendisse At Mollis Est. Donec Auctor Molestie Urna, Non Ultrices Elit Elementum In.
Website URL: http://Nootheme.com

No nos educan para emprender. La escuela no está pensada para cultivar mentes y espíritus emprendedores.

Desde que entramos en el sistema educativo todo parece haberse creado para justo lo contrario: matar nuestra iniciativa, nuestra independencia, nuestra curiosidad natural. Enseñamos a los niños, durante toda la etapa educativa, que tienen que obedecer, que tienen que seguir las normas, que el que se sale del molde será señalado.

 

Y llegamos al día de hoy. Saliste de la universidad con toda tu ilusión y tu diploma bajo el brazo. Hiciste cientos de entrevistas de trabajo… ¿Y ahora te dicen que si quieres tener un futuro tienes que emprender?

Vivimos en un mundo cada vez más complejo en el que nos vemos desbordados por la cantidad de información, posesiones materiales y personas que forman parte de nuestra vida (después dicen que no hay abundancia).

Hoy quería hablarte del amor hacia uno mismo, de la auto percepción de tu propio valor y de lo que te hace sentir valioso como persona. Sí, has acertado. Es tu propia autoestima.

Las industrias culturales que fueron el motor de la las motivaciones y deseos en décadas pasadas incentivaron en el mundo occidental una visión de felicidad y éxito ligada al dinero, las grandes ciudades y el desarrollo profesional. Prueba de ello son las grandes producciones cinematográficas, que relacionaban una vida feliz con un trabajo estable, dinero, propiedades, un coche, un trabajo de corbata y una vida rutinaria. Durante mi época de universidad tenía esa visión de futuro para mi vida, sin embargo al iniciar mi vida laboral y un camino de meditación para descubrir lo que en verdad deseaba, decidí renunciar a ser normal para ser feliz, teniendo en cuenta la normalidad como aquello que los medios y la sociedad nos indican que es la felicidad.

Reciéntemente he estado pensando muchísimo sobre el concepto de éxito y me he hecho muchas preguntas sobre mi vida, de cómo esta idea ha ido cambiando y moldeandose en base a los acontecimiento que han ido ocurriendo, si bien es cierto que la naturaleza de la palabra éxito sigue siendo la misma, el resultado en sí es diferente.

A través de Éxito Integral nuestros clientes no sólo serán transformados potencializando sus fortalezas sino que se convertirán en agentes de cambio.